Sergio Bernal, Director Técnico

Sergio Bernal, Director Técnico

La adopción del cloud, si se realiza en las condiciones adecuadas, ofrece ventajas competitivas que contribuyen a eliminar las dudas previas a la adopción de una estrategia en la nube. Una de las principales condiciones es contar con un proveedor profesional que pueda ofrecer a sus clientes un modelo cloud que aúne el pago por uso, lo que hace posible la facturación basada en el consumo real; la abstracción, que permite separar los recursos informáticos contratados al proveedor de aquellos propios de la entidad, y la agilidad en la escalabilidad, que favorece el aumento o disminución, de forma dinámica, de las funcionalidades ofrecidas en función de las necesidades de su cliente.

Además, se hace necesario que el usuario tenga disponibles las capacidades de computación en la nube de forma automática sin tener que comunicarse con el proveedor, así como un acceso sin restricciones a los servicios contratados dónde y cuándo el los necesite, desde cualquier dispositivo con capacidad de conectarse a Internet.

Si bien la oferta de servicios cloud se encuentra consolidada, la tendencia se encaminará a sectorializar los servicios ofrecidos en la nube y a proporcionar servicios cloud alrededor de los nuevos dispositivos inteligentes. El objetivo es dotar a los empleados de un entorno más flexible dónde realizar sus tareas, generando así un aumento de la productividad.

Y aunque las mayores preocupaciones con respecto a la seguridad recaen sobre el cloud público y esto hace que el modelo privado haya tenido una mayor acogida hasta la fecha, parece que el futuro reside en una mezcla de las mejores características de las dos versiones anteriores. Se trata de encontrar el punto de equilibro entre los distintos beneficios que otorgan las nubes públicas y privadas, lo que se conoce como cloud híbrido.

Con todo, y si analizásemos la evolución desde que apareció esta tecnología, está claro que el cloud ha venido para quedarse. Lo esencial ahora es que las empresas puedan elegir el modelo más apropiado para sus necesidades y que cuenten con un socio tecnológico que les permita disfrutar de las ventajas del modelo, facilitando además la fórmula financiera adecuada para que la compañía pueda adoptarlo sin perjuicio para otras inversiones.

Sergio Bernal, Director Técnico

marketingycomunicacion@econocom.com