Susana Gilabert, Directora Marketing & Comunicación

Susana Gilabert, Directora Marketing & Comunicación

Que la forma de comunicación ha cambiado, es ya un hecho constatado que cualquier persona fuera del ámbito tecnológico podría corroborar. No es nada raro encontrarnos con un niño de 5 años que nos ofrezca lecciones ejemplares sobre cómo buscar en “Google imágenes”, su regalo de cumpleaños. Los dispositivos móviles se han convertido en activos indispensables en el día a día hasta el punto de tener que volver a casa si nos hemos olvidado nuestros dispositivos.

Implantar una estrategia de movilidad, centrada en el usuario y multiplataforma, serán características necesarias para las empresas que quieran dotar a sus usuarios de flexibilidad y sencillez para la consumerización de sus contenidos. Por tanto, consideramos que será tendencia toda propuesta innovadora y fiable que ver con la conectividad de los dispositivos móviles incluyendo los wearables (que ya estamos utilizando para el control de nuestra salud y/o para monitorizar digitalmente las tareas del hogar).

Este uso generalizado de dispositivos móviles integrando Soluciones IoT, (cartelería digital, sistema de pagos inteligentes etc…), lleva implícito el ser digitales en nuestro puesto de trabajo, queriendo incluso utilizar nuestros terminales móviles como segunda pantalla.

Los CIOs deberán ir preparándose para la digitalización de la empresa. ¿Cómo llevar a cabo esta tarea?, contando con empresas de servicios que ayuden a la implementación de los diferentes entornos (correo, servidores de directorio activo, bases de datos, almacenamiento definido por software, etc…) a modo cloud. En definitiva consiste en ir migrando capas de servicios que permitan habilitar a futuro, la adopción del Centro de Datos hacia ese modelo y fuera de los recursos locales, que sin duda permitirán a los usuarios interactuar con los diferentes dispositivos sin fisuras y aportará flexibilidad a la empresa.movilidad empresarial

Esta explosión de datos ha cambiado la manera de consumir contenidos, llevando consigo la creación y desarrollo de redes de nueva generación 5G para favorecer la experiencia del usuario con una mayor velocidad de conexión. Además de la facilitación en el intercambio de datos, serán clave herramientas analíticas que permitan dotar a los servicios de la inteligencia necesaria para obtener información de esos datos y poder aplicarla al negocio.

Paralelamente, el usuario cada vez tiene más consciencia de este uso de datos por parte de las empresas y se va a preocupar sobre su confianza digital apostando por herramientas seguras a partir de auditorías de actores independientes que verifiquen que esas aplicaciones de software seguro “hacen lo que dicen y dicen lo que hacen”. Para ello, las empresas contarán con un nuevo colaborador, el Chief Security Officer, quién será responsable de planificar, desarrollar, gestionar y controlar las políticas y procedimientos con el fin de mejorar la seguridad dentro de la confidencialidad e integridad.

Ante este entorno cambiante donde los datos y la privacidad van a ser clave, tendremos que cuidar más si cabe al consumidor tecnológico, porque querrá experimentar y por lo tanto sabrá más sobre los nuevos dispositivos y maneras de consumerización de la información. Nos espera una vida profesional llena de oportunidades para dar rienda suelta a nuestra creatividad con nuevos actores en el mercado donde las capacidades de innovación y estrategias centradas en el usuario serán la clave para conseguir el éxito e identificación de las oportunidades que la Revolución Digital nos ofrece. Solo aquellas empresas, en cuyo ADN esté el “ser emprendedor” triunfarán.

Susana Gilabert, Directora de Marketing & Comunicación

marketingycomunicacion@econocom.com